Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Anuncios vintage de grandes marcas en versión sexshop realizados por Raúl Garret...
Anuncios vintage de grandes marcas en versión sexshop realizados por Raúl Garret...
Mi recopilación de micromachismos vividos en el día a día.
Mi recopilación de micromachismos vividos en el día a día.
Fragmentos machistas en libros de los años 60 hasta la actualidad.
Fragmentos machistas en libros de los años 60 hasta la actualidad.
Promociones, ofertas, semáforos sexistas... Cosas vistas en el Día de la Mujer d...
Promociones, ofertas, semáforos sexistas... Cosas vistas en el Día de la Mujer d...

Inicio

El drama de buscarse un novio rico para que te mantenga

 

Hoy me apetece hablar de la gente de mi entorno, a riesgo de que me lea y alguien se dé cuenta de quién soy y de que uso Internet para criticar a quien cuadre. Concretamente, voy a hablar de mi tío Rafael ("Falo" para los amigos).

(¡Hola, tío Falo!). Sí, él es un cincuentón de los de antes, y cada vez que me ve, me asalta con la misma fijación de pureta anclado en ideales sociales arcaicos: Que me ligue a un millonario. Vale que lleva consigo una arraigada filosofía heteropratiarcal donde en una casa lo que pesa es lo que el padre de familia meta, pero venga, que ya estamos en el 2016 y siempre la misma cantinela, huele a sidrería rancia que no limpia el suelo en toda la semana.

Porque ya está bien lo de decir a las chicas que se busquen a un tipo rico para "vivir como reinas", aunque sea de broma. Si para eso, te pones en la cabeza la corona de un roscón de Reyes y tan mona. Y tan reinona. Esos consejos de pureta macho alfa, no ayudan a que una tome su camino independiente y autosuficiente lejos de ningún hombre, al menos en lo que económicamente se refiere. Lo suyo es ser millonaria por el trabajo, porque te toque un Euromillón o porque encuentres un maletín en un taxi, no aparezca su dueño y te lo quedes. O por todo un poco sin dejarlo del todo en manos de la suerte.

Pero, tío Falo, ¿esa manía de dar con un tipo con pasta para qué? ¿Para que me mantenga? ¿Para bailar al son de su batuta por sus billetes? ¿Para pasarme la vida comiéndome una polla que me gustó las 3 primeras veces y solo por su dinero? ¡Venga ya!

 
We can do it
 

Esto me lleva a recordar la reciente historia de España en la que la mujer es la que se encarga de las tareas del hogar, de los niños, del perro y del hurón... a cambio de esa contraprestación que es vivir y tener que llevarse algo a la boca a cambio de servir a un tipo que con el tiempo en muchos casos ni te gusta ni soportas, e incluso que hasta te trate mal. En cierto modo, un tipo de prostitución más, de tantos que hay. Pero oye, a lo pobre.

Que lo que me dice mi tío es que el fulano al que me ligue sea millonario. Al menos ahí tendría la decencia de poner a un asistente para fregar y planchar para los dos. E incluso para acabar en una bacanal en el jacuzzi climatizado del jardín con muro acristalado cuando yo me quite la mascarilla de pepino de la cara y el o la asistente termine de pasar el plumero en ropa interior sexy, como en las películas porno de hace 30 años.

Qué sé yo, apetencias de ricos.

Ay, pero qué pereza eso del "novio millonario" que dice mi tío. Para qué casarte con un fulano por su dinero, pudiendo estar otros que te lo hagan todo más rico, aunque sea sin dinero.

0 comentarios
  • La Becaria en el Sexshop - Ir a la página de inicio - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Ver mapa web - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Contactar con Sexshop online | La Becaria en el Sexshop - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Agregar a Favoritos - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Síganos en Facebook
  • La Becaria en el Sexshop - Síganos en Twitter

Últimas entradas

© Sexshop online | La Becaria en el Sexshop | Aviso Legal   | Política de Cookies