Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Anuncios vintage de grandes marcas en versión sexshop realizados por Raúl Garret...
Anuncios vintage de grandes marcas en versión sexshop realizados por Raúl Garret...
Mi recopilación de micromachismos vividos en el día a día.
Mi recopilación de micromachismos vividos en el día a día.
Fragmentos machistas en libros de los años 60 hasta la actualidad.
Fragmentos machistas en libros de los años 60 hasta la actualidad.
Promociones, ofertas, semáforos sexistas... Cosas vistas en el Día de la Mujer d...
Promociones, ofertas, semáforos sexistas... Cosas vistas en el Día de la Mujer d...

Inicio

Accidentes sexuales en las Urgencias de los hospitales

El pene roto, medio plátano perdido en la vagina, una botella en el culo, un rosario en la vagina de una abuela... Me he estado informando sobre accidentes sexuales y casos de urgencia en hospitales relativos a los genitales masculinos y femeninos, y este es mi resumen de todo lo que me han contado personas sanitarias de confianza y he ido leyendo:

- Chicos que acuden a Urgencias con rotura de pene por un "choque" brusco durante un efusivo polvo. Yo no conozco a ninguno que lo haya sufrido, pero dicen que es más habitual de lo que parece, aunque tampoco quiero yo provocar miedo con este drama.

- Una adolescente que va a un hospital de Madrid con mucho dolor de tripa es explorada hasta descubrir que tiene un cuerpo extraño en la vagina.  Al parecer, era el tapón de un subrayador.

- Un caso poco atípico es el de un señor mayor que acude al hospital de Gijón con dolores provocados por "un consolador metido en el ojete", tal cual me comenta un amigo ex enfermero.

 
Accidentes sexuales en las Urgencias de los hospitales
 

- Otro caso que me comentan de Gijón es el de un chico que aparece con un botellín que le hizo ventosa en el recto y no lo podía sacar, típico y habitual.

También me comentan que en el hospital de Cabueñes de Gijón, hay un armario con las cosas que encuentran "dentro de la gente", aunque he optado por darle una falsa ingenua credibilidad.

- Un popular cura de Barcelona aparece en Urgencias con una botella de Schweppes atascada en sus adentros.

 - Hace poco salió en la prensa la historia de un fulano que tuvo que ser atendido por los bomberos después de estrangularse el pene con cuatro anillas de acero.

Y las historias que comento a continuación, las he leído en el libro "Anécdotas de enfermeras" de Elisabeth G. Iborra (¡muy recomendado!):

- Pareja que acude a Urgencias porque han estado jugando con un dildo que ahondó demasiado en sus adentros y le hizo vacío. La historia suena graciosa hasta que te pones en el papel de la pobre chica, que tuvo que ser perforada para extraerlo.

- Una abuela de 82 años acude a la consulta con molestias vaginales y la ecografía dice que en su interior hay un crucifijo y un rosario. En un caso así te preguntas si a esa edad tendría alguna diferencia con el párroco de su barrio, con la religión católica o un apretón cachondo pensando en el Padre Karras de El Exorcista.

- Gente que va al hospital con frutas como plátanos o limones, pues al parecer, la cáscara rugosa da mucho gustirrinín... hasta que se pierde en la vagina o por el recto.

- Gente intrépida, sobre todo, según comenta la autora, hombres homosexuales con pelotas de ping-pong, de billar, bolígrafos y objetos cilíndricos en general. Aunque yo no creo que sean gays en su mayoría los hombres que van al hospital con cosas perforando su ano, sino un reparto homogéneo de orientaciones sexuales que optan por  investigar los placeres más oscuros que brinda la anatomía. 

- Un chico que llega al hospital con un drama más gore que sexual: Se introdujo una botella por el orto que le hizo vacío y tuvo la gran idea de romperla con un martillazo. Hablando claro, casi se desangra por el culo y tuvo que ser intervenido de urgencia.

- Sin tratarse de objetos, una historia curiosa es la de una pareja que llega en ambulancia al hospital, enganchados por la vagina y el pene como siameses, porque durante el acto sexual a ella le dio un calambre vaginal y él no pudo sacarlo.

 
Accidentes sexuales en las Urgencias de los hospitales
 

- Otra historia que he leído en el libro referente al sexo femenino sin ser sexual ni con fines eróticos, y yo conozco un caso cercano exactamente igual, es el de una chica que fue al ginecólogo con una infección vaginal horrorosa y resulta que se le había quedado un tampón olvidado en sus adentros después de haberse metido otro sin saber que ya tenía uno puesto. Increíble pero cierto.

Una última cosa que me hace mucha gracia y que me han contado sanitarios y he leído también en el libro de Elisabeth G. Iborra, es esa gente que cuenta que se sentó sobre el objeto en cuestión (un pepino, una botella... Lo típico) y acabó acariciándole el útero o el duodeno. ¡YA! La vergüenza del directo.

Y después de todos estos dramas sexuales en las consultas de Urgencias de los hospitales de todo el mundo, cuesta entender que alguna gente sea tan arriesgada jugando y metiéndose cosas en sus adentros, habiendo sexshops y productos sexuales fiables y homologados para el placer sexual y sencillos de usar sin correr riesgos.

0 comentarios
  • La Becaria en el Sexshop - Ir a la página de inicio - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Ver mapa web - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Contactar con Sexshop online | La Becaria en el Sexshop - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Agregar a Favoritos - La Becaria en el Sexshop
  • La Becaria en el Sexshop - Síganos en Facebook
  • La Becaria en el Sexshop - Síganos en Twitter

Últimas entradas

© Sexshop online | La Becaria en el Sexshop | Aviso Legal   | Política de Cookies